Receta de coquitos

Los coquitos son unos dulces típicos de Gibraltar, sobre todo en verano. Son pequeñas bolas de coco y leche condensada cubiertas con una capa de caramelo crujiente. Los coquitos son crujientes por fuera y cremosos por dentro, con un sabor fresco y tropical.

El recubrimiento de caramelo puede ser un poco complicado porque consiste en sumergir las bolas de coco en azúcar derretida. El azúcar debe estar a una temperatura elevada y hay que tener cuidado de no quemarse. También hay que actuar de manera rápida porque el azúcar oscurece a medida que pasa el tiempo, y es la razón por la que considero que es una receta con cierta dificultad. No obstante, no hay que dejarse intimidar por esto. La recompensa de dulces bolas de coco crujientes por fuera y cremosas por dentro vale la pena. Es costumbre utilizar colorante rojo en el caramelo, aunque prefiero no utilizar colores artificiales si no es necesario.

En Gibraltar es muy típico comerlos fríos de la nevera de playa en verano, aunque se comen en cualquier época del año. Para hacer una versión vegana o sin lácteos se puede hacer con leche condensada de soja, que es fácil pero require algo de paciencia.

Receta de coquitos
25 Porciones
Dificultad: Alta
Preparación:
Cocción:

Descripción

Los coquitos son un dulce clásico en Gibraltar sobre todo en verano. Son pequeñas bolas de coco desecado y leche condensada cubiertas en una capa de caramelo crujiente. Son crujientes por fuera y cremosos por dentro, dulces y con un sabor fresco y tropical a coco.

Ingredientes

  • 125 gr de coco desecado
  • 125 gr de leche condensada
  • 200 gr de azúcar
  • 25 palillos de diente

Instrucciones

  1. Mezclar el coco y la leche condensada en un bol hasta que forme una masa.
  2. Colocar en el frigorífico durante un par de horas para que endurezca.
  3. Hacer bolas con la masa de aproximadamente 2 a 3 centímetros de diámetro.
  4. Colocar un palillo de diente en cada bola como si fuese una piruleta con cuidado que el palillo no atraviese la bola. Si hace calor fuera siempre se pueden meter en el congelador un rato hasta que vuelvan a endurecer.
  5. Derretir el azúcar en una olla a fuego lento. Es importante hacerlo a fuego lento aunque tarde su tiempo, quitándolo del calor si es necesario para que no se queme.
  6. Sumergir cada bola en el azúcar derritdo para que cubra la bola de manera uniforme. Esto debe hacerse rápidamente intentando evitar que las bolas toquen el lateral o el fondo de la olla, de lo contrario se pegarán y se desharán.
  7. Colocar las bolas recubiertas de azúcar en papel de horno hasta que el exterior se endurezca y fragüe.
  8. Una vez que se hayan enfriado completamente estraán listos para comer.

Consejos

Para hacer una versión vegana o sin lácteos se puede hacer con leche condensada de soja. Es bastante fácil y saldrá igual de delicioso.

¿Te gustó esta receta? Danos una valoración.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 4.50 from 2 reviews
¿Has hecho esta receta?

Si has hecho y te ha gustado esta receta ¡Compártela con el mundo! Publícala en Instagram y etiqueta a @veggiegib utilizando el hashtag #veggiegib.

Leave a comment

avatar