Leche condensada vegetal y vegana

La leche condensada es un ingrediente bastante útil que se utiliza en muchos postres caseros. Es imposible encontrar leche condensada de origen vegetal pero afortunadamente es muy fácil de hacer en casa. Para hacerla utilizo leche de soja por la sencilla razón que tiene más proteínas y grasas que las demás leches vegetales y se asemeja más en sus propiedades a la leche de vaca. Eso quiere decir que se puede utilizar en postres y tartas de la misma forma que la leche condensada tradicional.

Esta receta es bastante fácil de hacer en que no tiene muchos pasos a seguir pero es mejor no quitarle ojo mientras se está haciendo porque hay que ir moviendo constantemente. Tiene buen sabor y aunque el sabor a soja se intensifica, también lo hace el dulzor. Si se utiliza en postres el sabor a soja apenas es perceptible y es una alternativa excelente y completamente vegana.

Esta receta da un total de aproximadamente 450 ml (2 tazas) de leche condensada vegetal hecha de 1 litro de leche de soja, que viene a ser lo mismo que en una lata de leche condensada convencional.

Leche condensada vegetal y vegana
4 Porciones
Dificultad: Fácil
Cocción:

Descripción

La leche condensada es un ingrediente bastante útil que se utiliza en muchos postres caseros pero es imposible encontrar una opción sin lácteos o vegana. Esta receta utiliza leche de soja para condensar y se puede utilizar de la misma forma en postres o para uso diario.

Ingredientes

  • 1 litro de leche de soja (ecológica) y sin azúcares añadidos
  • 200 gr de azúcar, o 175 ge si la leche ya está endulzada
  • 2 cucharadas de aceite de coco (refinado a ser posible)
  • ¼ cuchara de sal (la mitad si la sal es fina)

Instrucciones

  1. Poner la leche de soja a hervir a fuego alto hasta que entra en ebullición y entonces bajar a fuego lento. La leche se puede calentar en un jarro en el microondas unos minutos y esto ahorra mucho tiempo a la hora de calentar en el fuego.
  2. Añadir el azúcar y la sal, volver a ebullición y hervir a fuego lento durante 30 minutos. Hay que mover la leche cada cuantos minutos ya que se forma una capa en la superficie (al igual que la leche de vaca), y hay que volver a mover para que desaparezca.
  3. Cuando la leche de soja empiece a hervir como lo hace el caramelo entonces es indicativo que está listo. Esto se debe a la cristalización del azúcar y no debe prolongarse para que no se caramelice ni se queme.
  4. Añadir el aceite de coco y mover hasta que esté combinado con la leche condensada.
  5. Decantar en un bol y poner papel transparente en la superficie para cubrir, esto previene que se forme una capa o ‘piel’.

¿Te gustó esta receta? Danos una valoración.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 4.00 from 1 reviews
¿Has hecho esta receta?

Si has hecho y te ha gustado esta receta ¡Compártela con el mundo! Publícala en Instagram y etiqueta a @veggiegib utilizando el hashtag #veggiegib.

Leave a comment

avatar