Albóndigas de soja texturizada

¿A quién no le gustan las albóndigas? Es un clásico de muchas cocinas, pero sobre todo de la española. Siempre las he comido en salsa de cebolla, nueces o almendras, o también en salsa de tomate. Esta receta naturalmente no lleva carne y es vegana, pero se asemeja lo más posible a la versión tradicional, sin demasiadas dificultades. La soja texturizada se emplea como substituto y se hidrata con sabores que aportan sabor a carne, como la pasta miso o el extracto de levadura. La mezcla de especias como el comino o cilantro molido también ayuda en ese respecto aunque no se aprecian por sí solas, más bien ayudan a realzar los sabores necesarios para este plato para que sea lo más parecido a la versión original.

La soja texturizada hoy en día se encuentra en muchos supermercados pero para esta receta es necesario que tenga una textura fina y arenosa. Si solo se encuentra en trozos más grandes se puede moler en un robot hasta llegar a la consistencia de granos para que parezca carne picada fina cuando se hidrate. La soja texturizada es muy alta en proteína y lo bueno es que se le puede aportar el sabor que uno quiera.

Al igual que en la versión tradicional, esta receta de albóndigas lleva perejil y mejorana. Siempre es mejor usar mejorana fresca, si no se encuentra se puede reemplazar por mejorana seca (una cantidad algo menor) o por orégano, aunque la mejorana es más suave y más floral. El huevo hace que la carne y los demás ingredientes se incorporen y adhieran, pero en este caso se utiliza harina de garbanzos que cumple la misma función. Aunque parece que tiene más pasos que la receta tradicional, no es más complicada. La tradicional también es muy “entretenida” si se hacen las bolitas y no se compran ya hechas.

Albóndigas de soja texturizada
Dificultad: Fácil

Descripción

Albóndigas veganas hechas son soja texturizada, adaptada de la receta tradicional.

¿Te gustó esta receta? Danos una valoración.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 3.00 from 3 reviews
¿Has hecho esta receta?

Si has hecho y te ha gustado esta receta ¡Compártela con el mundo! Publícala en Instagram y etiqueta a @veggiegib utilizando el hashtag #veggiegib.