Ensalada de tomate y queso de cabra

Esta ensalada está inspirada en la ensalada caprese de Ina Garten y es una ensalada curiosa porque los tomates se hacen al horno para concentrar su sabor en vez de estar crudos. Los tomates se hornean a una temperatura baja y durante bastante tiempo para que sequen y tuesten y no se desintegren en una salsa. Suelo ser bastante conservador con el uso del vinagre, incluyendo vinagre balsámico, más bien porque no me gusta pero ¡Para gustos, colores! Si te gusta el vinagre siempre puedes poner más, siempre al gusto de cada uno.

Otras modificaciones que se pueden hacer es utilizar orégano, tomillo o perejil, aunque la albahaca es el sabor más clásico.

En esta ensalada utilizo queso tierno de cabra, aunque se puede cambiar por queso tierno manchego o queso fresco. También es posible eliminar los lácteos por completo y hacer una versión vegana de esta ensalada cambiando el queso por tofu firme.

Ensalada de tomate y queso de cabra
6 Porciones
Dificultad: Fácil
Preparación:
Cocción:

Descripción

Esta ensalada de tomates horneados con vinagre balsámico y ajo está inspirada en la ensalada caprese de Ina Garten. Es una ensalada curiosa porque los tomates se hacen al horno para concentrar su sabor en vez de estar crudos.

Ingredientes

  • 12 tomates de pera maduros
  • 400 gr de queso tierno de cabra
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 6 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharada de sal gruesa
  • Perejil fresco u orégano de guarnición

Instrucciones

  1. Precalentar el horno a 130C. Hornear a baja temperatura permitirá que los tomates se tuesten sin que pierdan su textura.
  2. Corta los tomates por la mitad a lo largo, vaciando con una cuchara el interior aguoso y las semillas.
  3. Pela los dientes de ajo y corta en trozos pequeños.
  4. Coloca los tomates en una bandeja para hornear con la parte exterior del tomate hacia abajo y la parte de adentro hacia arriba. Pon un poco de ajo en cada mitad de tomate con un poco de vinagre balsámico.
  5. Aderezar con sal, aceite de oliva y azúcar. El azúcar ayudará a caramelizar los tomates y acentuar su sabor.
  6. Hornear durante dos horas.
  7. Sacar del horno y dejar enfriar en su totalidad y cuando esté listo para ensamblar cortar el queso en rodajas.
  8. Cubre las mitades de tomate con el queso, añadir un poco más de aceite de oliva, perejil picado u orégano, y listo para servir.

¿Te gustó esta receta? Danos una valoración.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 5.00 from 1 reviews
¿Has hecho esta receta?

Si has hecho y te ha gustado esta receta ¡Compártela con el mundo! Publícala en Instagram y etiqueta a @veggiegib utilizando el hashtag #veggiegib.