Compota de membrillo

El membrillo es una fruta que es muy tradicional de orígenes muy antiguos. Hay que cocinar el membrillo porque cuando está crudo está muy duro y ácido. Todo cambia cuando se cocina ya que  mantiene su forma y estructura y libera un aroma y sabor exquisito que se presta bien a ser incluido en postres. En Gibraltar y alrededores es tradicional hacer una compota de membrillo cuando es la época, en otoño e invierno.

Lo bueno del membrillo es que no pierde su estructura cuando se cocina y adquiere una textura suave y una fragancia que siempre me lleva a mi niñez cuando mi abuela hacía este postre. Esta receta es muy fácil, lo más difícil es pelar los membrillos. No hay que dejar que estos postres sencillos y tradicionales se pierdan, sobre todo cuando con pocos ingredientes se consigue algo que está tan rico e indulgente. Las semillas del membrillo ayudan a soltar mucílagos y pectinas que ayudan a espesar el almíbar y dar mejor consistencia y color.

 

Compota de membrillo
4 Porciones
Dificultad: Fácil
Preparación:
Cocción:

Descripción

El membrillo es una fruta que hay que cocinar para consumir y es tradicional hacer una compota de membrillo cuando es la época, otoño e invierno. Esta receta es muy fácil y con poco ingredientes se consigue un postre que está riquísimo.

Ingredientes

  • 1.2 kg de membrillo (aproximadamente 3 medianos)
  • 750 ml de agua
  • 200 gr de azúcar
  • 4 ramas de canela
  • 4 clavos de olor (especia)

Instrucciones

  1. Pelar los membrillos y deshuesar quitando los corazones. Guardar media docena de semillas, no se comen pero sí sirven para soltar pectina en el almíbar que ayudará a espesar y dar consistencia.
  2. Cortar los membrillos en dados grandes y poner en una olla con el agua, el azúcar, la canela y los clavos.
  3. Llevar a ebullición y hervir a fuego lento durante 45 minutos hasta que el membrillo esté blando y el almíbar haya espesado y cambiado de color a un rosa anaranjado.
  4. Dejar enfriar y servir.

Consejos

Para que el membrillo no se oxide y cambie de color antes de cocinar siempre se pueden ir poniendo los pedazos en un bol lleno de agua. Sin embargo, durante la cocción el color suele cambiar a naranja o rosado así que tampoco es un paso imprescindible.

¿Te gustó esta receta? Danos una valoración.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 5.00 from 1 reviews
¿Has hecho esta receta?

Si has hecho y te ha gustado esta receta ¡Compártela con el mundo! Publícala en Instagram y etiqueta a @veggiegib utilizando el hashtag #veggiegib.

Leave a comment

avatar