Tarta de queso al horno con frambuesas

Las tartas de queso horneadas son a mi parecer las mejores a pesar de que suelen decir que son un poco complicadas. Esta receta es mi favorita de todas las tartas de queso al horno que he hecho y además es facilísima. El relleno es cremoso, suntuoso y muy rico en sabor, con un contraste de dulzura y acidez suave de las frambuesas y con un ligero aroma a limón. La forma de hacer esta tarta de queso es la que convencionalmente se utiliza en EEUU y Reino Unido ya que la tarta de queso española es diferente. Esta tiene una base de galletas y utiliza huevos para cuajar el relleno hecho  con queso de untar (o queso crema).

Esta tarta de queso tiende a agrietarse en la superficie cuando está enfriando sobre todo si se saca del horno al acabar el horneado para que enfríe rápidamente. Las grietas en la superficie se pueden evitar si se permite que la tarta de queso enfríe lentamente, dejándola en el horno con la puerta entreabierta una vez acabado el horneado hasta que enfríe del todo. Esto lleva más tiempo  pero merece la pena si se tiene paciencia para esperar. Aunque aparezcan grietas tampoco es un gran problema ya que se echa una salsa de frambuesas encima que las hace desaparecer, y a la vez penetra en la tarta y aporta sabor.

Tarta de queso al horno con frambuesas
8 Porciones
Dificultad: Media
Preparación:
Cocción:

Descripción

Esta tarta de queso horneada es facilísima y nunca falla, ademas tiene un sabor ligeramente ácido y una textura cremosa y rica en sabor. Las frambuesas son un complemento muy bueno a esta tarta de queso que gustará a todos.

Ingredientes

  • 10 galletas digestive
  • 50 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 600 gr queso de untar a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 200 gr azúcar
  • 2 huevos + 2 yemas
  • 1 limón, ralladura
  • 500 gr frambuesas
  • 100 gr mermelada de frambuesas

Instrucciones

Para la tarta de queso

  1. Calentar el horno a 180°C (355°F).
  2. Machacar las galletas en un procesador de alimentos y mezcla con la mantequilla hasta que tenga una consistencia arenosa.
  3. Poner la mezcla de galletas en un molde de tartas (si es desmontable, mejor) de unos 22 centímetros (9 pulgadas) y presiona ligeramente hasta cubrir todo la base del molde en una capa del mismo grosor.
  4. En un bol batir el queso de untar con el azúcar y la ralladura de limón, hasta que esté mezclado de forma homogénea.
  5. Añadir los huevos ya batidos en un bol y la harina tamizada para evitar grumos. Mezclar hasta que esté todo incorporado.
  6. Añadir unas dos terceras partes de las frambuesas enteras y mezclar ligeramente.
  7. Añadir la mezcla de queso de untar encima de la base de galletas
  8. Hornear durante 40 minutos a 180°C hasta que cuaje.
  9. Abrir la puerta del horno y dejar que enfríe en el molde hasta que esté a temperatura ambiente.

Para la salsa de frambuesas

  1. Echar la mermelada en un cazo a fuego lento hasta que esté líquida.
  2. Añadir las frambuesas restantes y cocinar en la salsa unos minutos hasta que se disuelvan en ella.
  3. Poner a un lado a enfriar y echar por encima de la tarta de queso cuando estén fríos los dos.
  4. Decorar con algunas frambuesas encima del la salsa.

Consejos

Como alternativa a las galletas digestive siempre se pueden usar galletas María de toda la vida o galletas tostadas. Darán un sabor mas avainillado pero también funcionan muy bien en esta receta.

¿Te gustó esta receta? Danos una valoración.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 4.00 from 1 reviews
¿Has hecho esta receta?

Si has hecho y te ha gustado esta receta ¡Compártela con el mundo! Publícala en Instagram y etiqueta a @veggiegib utilizando el hashtag #veggiegib.

Leave a comment

avatar